You are here

Transporte en San Francisco

San Francisco es una ciudad densamente poblada, con un extenso sistema de transportación pública, incluyendo los mundialmente famosos tranvías (Cable Cars) y el sistema de Tránsito Rápido del Área de la Bahía, BART (Bay Area Rapid Transit), votado como el Mejor Sistema de Transportación en América (America's Best Transportation System). Muchas personas se sorprenden al escuchar que San Francisco sólo tiene cerca de 800 mil residentes, pero existen 7 millones de personas en el área que abarca desde la Bahía Sur (South Bay) a los Viñedos de California (California Wine Country) y desde el océano Pacífico a la región continental Delta (Inland Delta Region). El BART tiene 104 millas de rieles, la mayoría en el área de la Bahía Este, con cuatro líneas que corren a través de Oakland, un tubo debajo de la Bahía y dos niveles subterráneos bajo la calle Market (Market Street). Desde el año 2003, la línea ha sido extendida bajo la Península al aeropuerto internacional de San Francisco (SFO), haciéndola una buena opción para quienes viajan por avión y requieren transportarse desde SFO o el aeropuerto internacional de Oakland (OAK) a San Francisco. La siguiente opción para llegar a San Francisco desde el SFO son los shuttles del aeropuerto, los cuales están estacionados un nivel arriba del área para recoger el equipaje. La mayoría le llevarán directamente a su hotel, pero Usted podría no ser la primera persona a la que dejen, así que existen autobuses que recorren una ruta basada en los destinos solicitados.

Una vez que se haya establecido y quiera explorar San Francisco, Usted tendrá muchas opciones. La primera opción es caminar. Okay, algunos de ustedes se preguntarán por las infames colinas. Sí, aquí no es muy plano, a menos que esté en la calle Market (Market Street) y las calles justo en Sur del Mercado (South of Market) o norte arriba en el vecindario de la Marina. Pero aquellos que gustan de viajar y acostumbran caminar encontrarán que vale la pena el esfuerzo de experimentar la ciudad a pie. Si Usted está en las áreas donde se concentran los hoteles, la Plaza Unión (Union Square), el Distrito Teatral (Theatre District), el centro, el Distrito Financiero (Financial District) y la calle Market, entonces encontrará que es bastante sencillo encontrar un taxi. Lo mismo ocurre en Fisherman’s Wharf. Muchos residentes eligen no tener autos y utilizan el transporte público siempre que es posible, pero se apoyan en los taxis para poder viajar con comodidad a los clubes nocturnos y otros lugares de reunión.

Nuestra más alta recomendación es que compre alguna clase de pase para viajes múltiples en un paquete, tanto por el ahorro de dinero como por su conveniencia. Un pasaporte MUNI le proporciona viajes ilimitados en autobús, el tren MUNI, la línea F y el tranvía (Cable Car), por 1-día, 3-días y 7-días, a partir de la fecha de compra. El pase semanal (Weekly Pass) es un poco más barato y aplica de lunes a domingo, pero cada viaje en tranvía tiene un costo de $1 (¡se ahorrará $4 por viaje!). El Pase de la Ciudad (City Pass) incluye la admisión al Museo de Arte Moderno de San Francisco, SFMOMA (San Francisco Museum of Modern Art), el Exploratoreum y otras atracciones culturales, incluyendo un crucero por la bahía, más todos los viajes en autobús, trolebús (streetcar) y tranvía que desee realizar en una semana.

La calle Market es la arteria principal del sistema de tránsito de San Francisco, con la mayoría de las líneas de autobuses pasando por la calle Market o cruzándola, los trenes BART pasando tres niveles abajo, los trenes MUNI saliendo dos niveles abajo a los vecindarios y los históricos trolebuses de la Línea F (F Line Historic Streetcars) corriendo de ida y de regreso entre los peatones y los autobuses. Dos de las tres rutas de tranvías concluyen en la Plaza Hallidie (bautizada en honor del inventor del sistema de tranvía de San Francisco), donde la calle Powell comienza en la calle Market, justo enfrente de Nordstrom’s y el resto del recientemente ampliado Centro Comercial Westfield San Francisco (Westfield San Francisco Shopping Center). Ahí existe una caseta de boletos donde puede comprar pases y, un nivel abajo, está el Centro de Información para Visitantes (Visitor Information Center) y el lobby del BART y el Tren MUNI. Al extremo sudoeste del Mercado está el vecindario Castro y la base de los Picos Gemelos (Twin Peaks), donde los trenes MUNI desaparecen en los túneles que los llevan hacia los diferentes vecindarios. En el extremo noreste está el edificio del Ferry (Ferry Building), sobre el Embarcadero, que cumple la doble función de ser un único, histórico y delicioso centro de comida y restaurantes, así como una puerta de salida a los barcos ferry que salen hacia Vallejo, Oakland, Sausalito y otros lugares a través del agua.

Un viaje a San Francisco no estaría completo sin un viaje en los mundialmente famosos carros del tranvía. La primera línea fue terminada en 1873, impulsada por una enorme máquina de vapor, ubicada en el granero (barn), sobre Washington y Mason, que también ha albergado al interesante y valioso Museo Cable Car Barn (Cable Car Barn Museum) desde los años setenta. La máquina de vapor impulsa grandes ruedas, alrededor de la cual están envueltos unos cables de acero extremadamente largos que se colocaron con mucha dificultad en zanjas de baja profundidad, debajo de las calles, a través de un laberinto increíblemente complicado de poleas y guías. Cada coche tiene una empuñadura que desliza hacia abajo una ranura entre los rieles y atrapa el cable, bajo la dirección del operador del tranvía (gripman), para jalar el coche hacia delante a la velocidad del cable, alrededor de 9 millas por hora. Así que se aplica el término "conducción de tracción ferroviaria" (traction drive railway). La tarifa por viaje es un poco más alta de lo que le gustaría pagar a la mayoría de los viajeros, pero los pases de varias duraciones combinan el tranvía, las extensas líneas de autobuses y los trolebuses de la Línea F, en un sistema completo que hace que la movilización sea muy conveniente para muchos de los residentes de la ciudad y los turistas.

Pero los coches del tranvía no son los únicos "museos en movimiento" de la ciudad. Hace años, la ciudad invitó al mundo a enviar sus trolebuses obsoletos y ociosos a San Francisco, donde los residentes y los turistas los utilizan diariamente en grandes números. La Línea F corre por en medio de la calle Market, la principal arteria del sistema de transportación de San Francisco. Cada nuevo coche que corre por la línea se ve diferente porque uno vino de París, el siguiente de Louisville, Kentucky, el siguiente de Boston, después San Luis, Nuevo Orleans, Chicago, Filadelfia, etc. Algunos tienen más de cien años y la mayoría no tienen asientos acolchonados, pero sólo ser capaz de experimentar las vistas y los sonidos de la calle Market desde el distrito Castro al edificio del Ferry, observar el Embarcadero haciendo una curva al pasar los muelles renovados y dar una vuelta a través de Fisherman’s Wharf hace que el viaje valga la pena, incluso si siente pequeños baches.

Otros trenes. Los trenes MUNI recogen a la gente desde los vecindarios, al sur y oeste de San Francisco, y los llevan a la calle Market. Cuando el nuevo estadio de béisbol fue construido, las líneas fueron ampliadas con una vuelta a la derecha enfrente del edificio del Ferry y una curva a lo largo del trayecto del Embarcadero a la calle King, pasando el Parque de Pelota (Ball Park) y hacia la estación CalTrain. El sistema CalTrain transporta a la gente del norte de San José, a través de la Península, pasando el aeropuerto de San Francisco, al final de la línea en la calle 4 y King, donde pueden abordar el MUNI o tomar un autobús o un taxi.